¿Por qué mi correo electrónico se va a la carpeta de spam? Cómo mejorar la entrega efectiva de correo electrónico

Con cualquier servicio de correo electrónico y cualquier conjunto de contactos siempre habrá algunos correos que terminen en la carpeta de spam. Cada ISP receptor utiliza diferentes técnicas de filtrado de spam y algunos utilizan formas impredecibles y creativas de combatir el spam. Así que sin duda algunos correos se filtrarán en algún punto al enviar campañas de correo electrónico. 

La buena noticia es que no es algo por lo que debas preocuparte o temer. Si sigues algunos conceptos bastante simples, puedes reducir enormemente la posibilidad de que se filtre el correo electrónico.

Cosas que puedes hacer para mejorar la entrega de correo electrónico:

  1. Quitar contactos inactivos
    Si se desean tus comunicaciones por correo electrónico, los principales ISP las entregarán. Si envías a muchos contactos inactivos que no abren tus correos electrónicos, los ISP considerarán tu correo “no deseado” y lo enviarán a la carpeta de spam. Es muy importante eliminar rutinariamente a los suscriptores inactivos de tu lista o moverlos a segmentos a los que se envía correo con menos frecuencia. Tenemos varias recetas de automatización para ayudarte con eso. Nuestra herramienta de administración de interacción también hace que sea muy fácil quitar a las personas de tu lista que no han abierto tus correos en mucho tiempo. Como regla general, solo tienes que enviar a los contactos que han abierto tus correos en los últimos 12 a 24 meses si quieres que tu entrega de correo sea de primera clase. Asimismo, asegúrate de buscar constantemente maneras de agregar nuevos suscriptores a tu lista para combatir el proceso natural de abandono de la lista. Cuanto más antiguos sean tus datos, más difícil será realizar la entrega.

  2. Concéntrate en el contenido bueno y atractivo.
    Si tu contenido es atractivo y aporta, tus contactos abrirán tus correos electrónicos y estos se enviarán a la bandeja de entrada. Asegúrate de enviar contenido para el que tus suscriptores se hayan registrado y de que este se mantenga fresco e interesante. Si envías repetidamente ofertas puramente promocionales y de venta agresiva, las tasas de lectura bajarán y la entrega efectiva de correo disminuirá.

  3. Revisa tu proceso de registro e intenta pensar como si fueras un suscriptor
    ¿Qué esperaban recibir tus contactos cuando se registraron? Si envías contenido que no esperaban recibir, no lo leerán y lo marcarán como spam. Piensa en el lenguaje que usas en tu formulario de suscripción y asegúrate de que se comunique con claridad lo que las personas recibirán al suscribirse. Además, asegúrate de que tu diseño de correo electrónico sea coherente. No cambies tu logotipo o plantilla con demasiada frecuencia porque esto confundirá a los destinatarios y generará quejas de spam.

  4. Envía correos electrónicos más específicos, desencadenados y personalizados en lugar de ráfagas de campañas en grupos
    Es mucho más probable que los lotes grandes de correo se identifiquen como spam, mientras que los mensajes de automatización únicos casi siempre se entregarán y mantendrá la interacción de tus contactos y estarán satisfechos. Como mínimo, asegúrate de tener un mensaje de bienvenida para saludar a tus suscriptores después de que se registren. Siempre que sea posible envía menos mensajes que sean más personalizados.

  5. Frecuencia de envío
    Si tienes una lista grande, es importante encontrar la frecuencia de envío correcta. Si envías con demasiada frecuencia, tus suscriptores se cansarán y podrán cancelar la suscripción o marcar tu correo electrónico como spam. Si envías con demasiada poca frecuencia, no establecerás una buena reputación. Como regla general, te recomendamos ponerte en contacto con tus suscriptores unas cuantas veces a la semana, pero eso depende de la relación que tengas con tus contactos.

  6. Presta atención a las pruebas del filtro de spam antes de enviar
    Esta es una opción en el paso de resumen de crear una campaña. Te permitirá saber si detecta algún problema grave con tu correo electrónico que pudiera afectar la entrega efectiva.

  7. No envíes solo un gráfico o una imagen
    Enviar un correo electrónico que solo contenga un gráfico es garantía de tener problemas de entrega. Tómate el tiempo para diseñar un correo electrónico con texto y gráficos, no solo con una imagen. Por otro lado, no es necesariamente mejor enviar correos electrónicos de texto sin formato. La regla general es tener una mezcla de imágenes y texto buena y equilibrada.

  8. No utilices una dirección de correo electrónico gratuita en el campo “De”
    En lugar de utilizar tu dirección de correo electrónico gratuita o personal, por ejemplo, @yahoo.com o @gmail.com, utiliza una dirección de correo electrónico de la empresa u organización desde la que envías el correo electrónico.

  9. Presta atención a los enlaces en tu correo electrónico
    Los filtros de spam comprueban las direcciones URL incluidas en el correo. Si enlazas a un dominio que tiene mala reputación, se te penalizará.

  10. No utilices servicios de acortamiento de enlaces como bit.ly
    Tus enlaces deben ser enlaces completos a la URL real. Los servicios de acortamiento de enlaces como bit.ly los utilizan en gran medida las personas dedicadas a hacer spam. También puedes recibir una penalización si usas un enlace visible como http://misitio.com/promo que enlace a otra página como http://mipagina.com/oferta-1. Para el texto visible, es mejor usar “haz clic aquí” o un botón.

  11. Envía correos siempre con el mismo nombre y la misma dirección de correo electrónico
    No recomendamos que cambies los detalles del campo “De” a menudo. Mantén su consistencia para ayudar a crear tu reputación. Tómate un tiempo para pensar qué nombre en el campo “De” reconocerán con más facilidad los destinatarios. Puede ser el nombre de tu empresa, una figura de tu empresa o incluso algo más único. Cuanto más reconocible sea, menos probabilidades hay de que los destinatarios lo marquen como spam. El nombre del campo “De” es muy importante para establecer tu marca.

  12. Comprueba tus automatizaciones
    Si tienes automatizaciones en ejecución, realiza comprobaciones de estado de forma rutinaria. Es posible que observes que ciertos contactos reciben 6, 8 o 10 mensajes al día, lo cual causa que ignoren todo y dañen tu reputación de envío.

  13. No hagas pruebas con la misma frase que el asunto y el contenido del correo electrónico
    Si envías un correo electrónico con un asunto y un cuerpo de mensaje muy similares, es probable que se filtre como spam. (Por ejemplo, escribir en el asunto y en el cuerpo “esto es una prueba” y “esto es una prueba” en el cuerpo). También te recomendamos evitar usar las mismas direcciones de correo electrónico en los campos “Para” y “De”. Enviar un correo electrónico cuya dirección de correo electrónico del campo “Para” sea la misma que la del campo “De” sin duda se marcará como spam.

  14. Haz que sea muy fácil cancelar suscripción
    Las quejas por spam son muy malas para la entrega efectiva, pero las cancelaciones de suscripciones no son necesariamente malas, solo indican que alguien ya no quiere tu correo. Debes hacer que sea muy fácil para los contactos cancelar suscripción para que no se les anime a marcarlo como spam. Asegúrate de que tu enlace de cancelar suscripción sea vea fácilmente y considera colocar un segundo enlace para cancelar suscripción en la parte superior del correo electrónico.

Ten en cuenta que tu enfoque principal tiene que ser mantener una lista de contactos en buen estado, enviar contenido que realmente quieran, involucrar a tus contactos y animarlos a interactuar con tu campaña. Si te enfocas en estos puntos, la entrega del correo será eficaz.

¿Tiene más preguntas? Enviar una solicitud